fbpx

Alejandra Araya, Ingeniera informática y “ñoña” orgullosa, fue la primera alumna en inscribirse en Seikyou Dojo, y siempre participa con mucho entusiasmo y compromiso. Para nosotros siempre es un honor y placer recibirla, y nos llevamos una grata sorpresa al leer sus cálidas palabras con respecto a lo que para ella significa venir a entrenar aquí.

“En junio o julio de 2014 llevé a mi hija a una clase de prueba de yoga porque -según yo- ella lo necesitaba. A ambas nos gustó la práctica y nos conquistó la profesora, Ivette, su corazón gigante y su alegría.

Acompañando a mi enana las semanas siguientes, yo también empecé a sentirme bien, mi clásica ansiedad había disminuido, así como mis eternas molestias estomacales (ojo: ¡no digo que el yoga las eliminó por completo!). Mientras tanto mi hija se enamoraba de Bujinkan, un arte marcial japonés que practicaban en la sala del lado, donde finalmente terminó migrando a esa práctica.

Así pasando el tiempo, mi cuerpo solito empezó a hacerse escuchar, y a hacerme saber qué alimentos prefiere y cuándo es momento de respirar profundo, tomar consciencia, y soltar: el milagro del yoga comenzó a operar en mí.

Las vueltas de la vida hicieron que mi profesora -y ya entrañable amiga, hermana- buscara otro lugar para entregar sus conocimientos, y junto con la profe Calu se unieron al equipo inicial de Seikyou Dojo en septiembre de 2017, donde practico constantemente desde esa fecha, y he encontrado un lugar cálido y acogedor, lleno de energía positiva y gente hermosa.

Ese mismo mes de septiembre, sobre todo por una gran curiosidad y admiración por Bruce Lee, y luego de haber visto las 3 películas de ip-man, tuve la suerte de probar el arte marcial chino Wing Tsun, de la escuela TAOWS Academy, donde una vez más sentí la mano y el corazón que Ilana tuvo para elegir personas con quienes trabajar, sintiéndome bienvenida sin tener ningún tipo de experiencia previa, y -reconozcámoslo- ningún talento, tampoco.

Allí descubrí que el Wing Tsun y el Yoga son 2 caras de la misma moneda: donde el yoga busca calma, el wing tsun busca presteza, ambos conformando la búsqueda del equilibrio interior, perfectos complementos.

Con el tiempo el profesor de wing tsun quedó definido en Claudio, una persona de las más lindas que he conocido, con una gran vocación de enseñanza y una enorme entrega a su propio aprendizaje, así como gran conocimiento del arte marcial que instruye.

Todas estas experiencias, que hoy se juntan en Seikyou Dojo, me han ido mostrando quién soy y qué necesito, siendo un gran impulso en mi crecimiento, con lo que he ido pavimentando mi camino y afinando el ojo hacia mi objetivo: la paz interior; y no dudo que cualquier persona, de cualquier edad o género, puede encontrar bienestar en el Yoga y las Artes Marciales, reconociendo en qué actividad nos sentimos más a gusto, para incorporarlas en nosotros y convertirlas en herramientas para llegar a lo que queremos.

Y por último, hago énfasis en el Dojo en sí mismo, lugar que -además de tener todo lo necesario para las distintas prácticas y ser mantenido con mucho cuidado y evidente cariño- entrega una energía muy particular, espacios generosos y un ambiente muy grato que me hace sentir bienvenida y agradecida”.

INSCRÍBETE PARA UNA CLASE DE PRUEBA GRATIS

EN CUALQUIERA DE NUESTRAS DISCIPLINAS

HAZ CLICK EN EL DÍA Y EL HORARIO QUE DESEAS AGENDAR, LLENAS EL FORMULARIO ¡Y YA!
Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Jul
Ago
Sep
Oct
Nov
Dic
2021
2022
2023
2024
Lun
Mar
Mié
Jue
Vie
Sáb
Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
×